¿Alguna vez escuchaste hablar de la pirámide de Maslow?

La pirámide de Maslow es un modelo que describe las necesidades humanas en forma de una jerarquía de cinco niveles. Se representa como una pirámide porque muestra que las necesidades más básicas deben satisfacerse antes de que una persona pueda enfocarse en necesidades más elevadas. Los cinco niveles son:

1. Necesidades fisiológicas: Son las más básicas e incluyen cosas como comida, agua, refugio y sueño.
2. Necesidades de seguridad: Incluyen la seguridad física, estabilidad financiera, y salud.
3. Necesidades sociales: Se refieren a la necesidad de amor, amistad y pertenencia a un grupo.
4. Necesidades de estima: Incluyen el respeto propio, el reconocimiento y el logro personal.
5. Necesidades de autorrealización: Son las más altas y representan la realización del potencial personal, el crecimiento personal y la creatividad.

Lo interesante de este modelo, que es relativamente moderno, es que salvo algunos ajustes, es una descripción que se alinea muy bien al modelo de los Chakras, que ciertamente es mucho más antiguo. Aquí te explico resumidamente el mapa de los chakras y su conexión con la pirámide de Maslow:

Muladhara (Chakra Raíz)

ਮੂਲਾਧਾਰ

Primer Chakra: Supervivencia, instintos primarios, estabilidad

Este chakra se conecta con al número 1 de la pirámide, en términos de la supervivencia, y en parte con el número 2, en cuanto a la seguridad física y financiera.  

Svadhisthana (Chakra Sacro)

ਸ੍ਵਾਧਿਸ਼ਠਾਨ

Segundo Chakra: Vínculos, conexión con la energía creativa y emocional.

Este chakra se conecta con el número 2 de la pirámide, en relación con la salud (estabilidad de la energía vital/creativa), y con el número 3,én cuanto a la necesidad de vínculos emocionales (las relaciones cercanas y de intimidad).

Manipura (Chakra del Plexo Solar)

ਮਣਿਪੂਰ

Tercer Chakra: Autoimagen en el mundo, autoconfianza, acción creativa. 

Este chakra se conecta con los números 3 y 4 de la pirámide, en relación con la necesidad de sociabilización, el autoconcepto y los logros por medio de las acciones en el mundo.

Anahata

ਅਨਾਹਤ

Cuarto Chakra: Lo humano, el amor y la compasión neutral

Este chakra se conecta con los números 3 y 5 de la pirámide, en relación con el amor, y la autorrealización concreta, por medio de vivir conectados con nosotros mismos y nuestro propósito humano. Pero de algún modo, integra las necesidades integrales los 5 niveles. 

Vishuddha (Chakra de la Garganta)

ਵਿਸ਼ੁੱਧ

Quinto Chakra: Comunicación creativa, el poder de la palabra

Este chakra se conecta principalmente con los números 4 y 5 de la pirámide, en relación con la manifestación creativa de la palabra en los logros personales y en la concreción del potencial (la palabra crea realidad) a través de la expresión creativa. 

Ajna (Chakra del Tercer Ojo)

ਆਜਨਾ

Sexto Chakra: Visión, intelecto, proyección e intuición 

Este chakra se puede asociar a los niveles superiores (4 y 5), ya que se conecta con los propósitos más altos como la autorrealización, la visión de algo más elevado, pero los trasciende, ya que el modelo de los chakras incorpora la necesidad de lo trascendente para la vida humana.

Sahasrara (Chakra de la Corona)

ਸਹਸਰਾਰ

Séptimo Chakra: Conexión divina, devoción, guía y trascendencia. 

Este chakra definitivamente trasciende el alcance de la pirámide de Maslow, ya que ésta se limita a necesidades funcionales inmediatas, fisiológicas y psicológicas, pero no considera la necesidad del elemento trascendente de la espiritualidad como factor integrador del eje cuerpo-mente-emociones.
Pero los Yoguis, nuevamente, vieron más allá. Los seres humanos necesitamos una narrativa trascendente, una relación intuitiva con lo no-racional, con la dimensión integradora del espíritu.

Tenemos circuitos neurológicos y estructuras psicológicas específicas para la dimensión de lo espiritual. Si no cultivamos esa dimensión, nos arriesgamos a ser poseídos “religiosamente” por ideologías y creencias colectivistas, tribalizantes, y limitantes de nuestra  noción de individuos integrados en la comunidad humana.

La dimensión divina y la relación con el espíritu debe ocupar el lugar más alto en nuestra jerarquía de valores, ya que de ella emana el valor y el sentido en sí mismo. Cuando no lo hace, ideología que no dan el ancho pasan a ser “nuestros dioses”. La posesión ideológica es una cuestión real, y el único antídoto es poner al Ser, nuestra Identidad Verdadera y trascendente en el centro mismo de nuestra vida.

Es muy interesante descubrir lo visionario del conocimiento yóguico ancestral, y como la ciencia, la psicología y la sociología moderna por sus propios medios, han llegado a conclusiones similares a las que alcanzaron lo Yoguis de forma intuitiva en la antigüedad. 

Me encanta pensar en los Yoguis de la antigüedad como en paleo-psicólogos o paleo-científicos del ecosistema interior. Los pioneros exploradores de la endoecología, la ecología del interior…

Gurusansar Singh

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Picture of Gurusansar Singh

Gurusansar Singh

Soy padre de tres hijas y estoy casado con Gurudevta Kaur. La familia es mi núcleo y verdadero legado al mundo. Son el corazón, la inspiración y la fuerza motora que moviliza nuestro espíritu, que se habrá de extender hacia la gran familia humana.

Mi inspiración es la de, por medio de estas técnicas y artes, guiar a las personas hacia su propio florecer; todos tenemos incontables tesoros que duermen en nuestro interior, esperando que los saquemos a la luz. Para hacerlo, debemos mirarnos con honestidad y valentía; conocer y conquistar los aspectos más oscuros de nosotros, que nos impiden realizarnos y brillar.

Entradas Populares

Categorías